agua caliente de sol (Cecilio Olivero Muñoz)

IMG_2731

Agua en cubos caliente de sol,

parir es el hoy, la fragancia fue en mayo;

cuando el dios del esparto frota tu yo

canturrea mientras te das un baño,

oí mi nombre con cariñoso algodón

y con tu voz dabas caricia y milagro,

te nace la tarde en tu gran corazón

y una pregunta acude al dolor descalzo.

Te contestan en el silencio con tos

y se persigna un destino en cada mano;

caben mil suspiros en esta canción,

tapiz con pavos reales y papagayos,

cabe en este sueño vainilla un amor,

un ruiseñor, y tres niñas cuentan rebaño,

cabe pacato baile con despertador,

cabe lo precario, cabe un tiempo huraño,

cabe una prisa ajena y doña coliflor,

una risa, una pena, una siembra en vano,

cabe agua en cubos caliente de sol,

cabe una tristeza que mira hacia abajo,

sin ti, ninguna navidad será luz y color,

tu calor partirá como parte el verano,

si en la paella de domingo, tú eres el arroz,

también eres fuerza e instinto, lo cotidiano,

eres moral despierta, sentimental educación,

sacrificio que se levanta temprano,

agua en cubos caliente de sol

te imitan auroras, te olfatean el rastro,

agua en cubos caliente de sol,

tu sombra atrae refugios en su simulacro,

cada veinte de marzo es un sí y es un no

y una vértebra agota su función de diario,

finges desdén ensayado tras tu emigración

un telón que sube torpe en cada entreacto,

así es la vida, dureza y tesón,

y espejo del mundo inmundo hecho teatro.

Agua en cubos caliente de sol,

la sepultura espera,

cada final tiene un último acto.]