Artículo sobre novela (Juan A. Herdi)

1547127022402

Cecilio Olivero Muñoz

Cibernética Esperanza (capplannetta.com)

Senzala Colectivo Editorial

«Todo ocurre por una razón que no entendemos», afirma el narrador del relato en un momento dado, cuando ya tenemos una idea clara del camino recorrido por el protagonista, Casimiro Oquedo Medrado. Tal vez por ello, porque se nos escapa el porqué de las cosas, lo que motiva los hechos y quizá el sentido de la vida, no hay excusas o voluntad de justificarse, simple y llanamente hay una descripción de escenas que componen una vida, unos retazos que se van sucediendo de un modo aleatorio.

Tampoco hay por parte del protagonista un acto desesperado de rebeldía, no se rebela, no lanza una diatriba contra su vida ni por los hechos que se producen en ella, no hay un grito de angustia por todo ese sinsentido que le envuelve a él, a su narrador, pero también a su autor y en definitiva a todos nosotros, lectores y no lectores. Si le encierran en un centro psiquiátrico, vale; si le dan el alta y lo sacan de ahí, también vale. Así es la vida, al fin y al cabo. La vida de ahora, hay que precisar. A veces somos meras piezas de un rompecabezas que desconocemos y el componedor del rompecabezas va ensamblando las piezas que tampoco tienen un lugar único en el conjunto.

Por ello quizá haya que leer este libro -¿Novela?¿Colección de relatos o de retazos que tienen su independencia narrativa respecto al conjunto?¿Biografía?¿Confesión?¿Tratado de la realidad? Hay que recordar que estamos en el tiempo de la no definición–, porque muestra una nueva actitud ante la vida, ya no es el grito ante Dios o ante la Historia, es simple y llanamente la descripción de lo que ocurre sin más, ni siquiera hay un objetivo, o puede que el objetivo sea la propia escritura. Ya que no podemos entender la razón de las cosas, escribimos y leemos porque sí, sin más, sin ni siquiera la intención de buscar un cierto orden.

Estamos ante un nuevo modo de entender la realidad y por ende la escritura. La tecnología, sin duda, ha cambiado la forma de mirar y de sentir, nos ha individualizado aún más, pero no para ayudarnos a determinar más el yo, sea esto lo que fuere, sino para aumentar más nuestra soledad, la desnudez de nuestras vidas, la impotencia ante tanto caos. Sí, nos seguimos relacionando, es verdad que nos reunimos con otras personas para hablar de libros, de política o de fútbol, nos casamos, nos liamos, nos divorciamos, formamos familias u otras formas de relación o acabamos buscando salidas terapéuticas –psiquiatras, psicólogos, escritura, reflexión, arte–, como se ha hecho toda la vida, pero ahora todo es de forma diferente. Tal vez lo que nos falta es lo antes referido, el acto de rebeldía, ese acto de miedo o de revuelta de Caín ante su destino que, sin embargo, asume. Ya no creemos ni en la revolución, ni en la democracia, ni en la tribu, ni en nada. Estamos solos con nuestra propia soledad. Quizá nunca la soledad fue tan evidente como en nuestra época, cuando vivimos en grandes ciudades y tomamos el metro junto a miles de personas, pero cada cual atiende solo a su teléfono multifunciones. Cibernética soledad.

Tal vez por ello hay que leer este libro, el personaje que deambula por sus páginas es un reflejo de lo que somos, y esto es lo que une el relato a una luenga tradición, la de la literatura como espejo. Mientras, no es baladí, el título nos brinda la existencia de alguna esperanza pese a todo, aunque sea una esperanza cibernética.   

Capplannetta-Barcelona-Caracas (Cecilio Olivero Muñoz)

IMG_2595

Quiero subrayar tres rincones de Internet que son a mi parecer interesantes y están marcando (en algunos casos) tendencia, y que en otros, si no tendencia, tienen cierto interés dentro del ámbito cultural y/o literario y todo a coste cero. En principio lo que se está haciendo en temas como la literatura, el videobloging, o el vídeo ensayo a coste cero tiene dos lugares concretos en la geografía global y son Barcelona y Caracas. En el vídeo ensayo tenemos en Barcelona a la gente del CCCB (centro de cultura contemporánea de Barcelona) y su sección difundida en YouTube: Soy Cámara; vale la pena, recomiendo sus vídeos ensayos, hablan de temas de máxima relevancia cultural y sin dejar atrás la postmodernidad tardía en la que respiramos en la actualidad emergiendo desde la asfixiante chabacanería que impera en la lengua española debido a la bazofia televisiva. Tanto las conferencias (altamente recomendables), como los vídeos ensayos están elaborados por gente interesante, gente como pensadores, escritores, profesores de universidad, profesionales audiovisuales, artistas, ensayistas, poetas. Después está la gente de Play Ground, sus mini vídeos (vídeos de entre dos o cinco minutos de duración) sobre temas de actualidad han subido en nivel de usuarios en unos pocos años. Considero que están a la altura de las circunstancias y tanto política, como culturalmente, como también en temas literarios y otros temas diversos de reivindicación social como lo son la homofobia, el racismo, y la sociedad actual dentro de una estética moderna e innovadora, son un referente en el videobloging del momento que abarcan tendencia y la actualidad más relevante, lo recomiendo. Toda esta gente trabaja desde Barcelona, pero hay una ciudad caribeña que en el panorama literario están haciendo cosas interesantes, gratuitas y revolucionarias. Hablo de Caracas, capital de la República bolivariana de Venezuela, país bloqueado económicamente por Estados Unidos y Europa, país que lo tiene difícil en su día a día pero que en el tema literario están haciendo su propia revolución cultural dentro de la revolución política, que aunque no sea lo satisfactoria que quisiéramos, en el panorama literario está dando pasos de coloso. Hace unos días se celebró la FILVEN (feria internacional del libro de Venezuela) y pudimos ver a gente como el novelista José Negrón Valera, autor de la novela Un loft para Cleopatra, a la poeta Yanuva León Guzmán, autora del poemario Como decir cántaro, al novelista y cuentista Gabriel Jiménez Emán y a la gente de la Editorial El Perro y La Rana (editorial del gobierno), también a la gente de la Editorial Madriguera y a la gente de la Agencia literaria del Sur, con Dannybal Reyes Umbría como presidente y todo su equipo. En la Editorial El Perro y La Rana pueden disfrutar de un inmenso catálogo de literatura gratuita (entre éste catálogo se encuentra la novela antes mencionada de José Negrón Valera), también tienen a la Editorial Estrella Roja, con otro extenso catálogo gratuito ideal para gente de pensamiento de izquierdas. Les doy un par de enlaces : www.agencialiterariadelsur.com Hagan clic en la sección Estafeta Postal Sur, la recomiendo con efusividad. Más literatura gratuita en Venezuela: https://agencialiterariadelsur.com/doce-editoriales-venezolanas-que-ofrecen-libros-para-descarga-gratuita/