8º Número de la revista Nevando en la Guinea.pdf

IMG_3360

8o Número de la revista Nevando en la Guinea.pdf

sobre el single de René Pérez Joglar (residente) Cecilio Olivero Muñoz

65E4FF71-483D-49A7-899E-F402626944E2

El Hip Hop es un movimiento que abarca muchos estilos musicales, a parte del rap, y distintas disciplinas artísticas dentro de un núcleo al que llamamos Hip Hop. La canción de René Pérez Joglar Residente está escrita con el corazón, y como tal, es la verdadera gracia plena dada a las artes; todos los géneros artísticos tienen como impronta en profundidad que están hechos desde ese lugar de donde vienen los buenos sentimientos, y el atractivo buen hacer para que se trasmitan hacia el público, y es el corazón. Todo aquello que lleva el ingrediente brotado del corazón es algo sagrado, es un aliciente esencial para todo (repito), las cosas tienen su deleite cuando se hacen con este músculo misterioso, donde se bombea la sangre a medida que vamos moviéndonos. Es, sin duda, el verdadero motor de nuestra existencia, por eso cuando se lleva a cabo un trabajo con   el buen hacer de nuestro arte, en las artes si le pones talento un 37% y un 63% de corazón, seguro que será un fruto de éxito, el corazón que le ha puesto René (el residente) a su single le ha introducido en su contenido lo que es un verdadero fruto con la quinta esencia de los suspiros verdaderos, es un hit con alma, y todas las cosas que se hagan desde ahí, mezclándolas con talento están predestinadas al éxito absoluto. La canción comienza con reminiscencias infantiles, que son la patria del ser humano, dicen los poetas, después hace hincapié en la adolescencia, después, como colofón, se entrega bien en la sinceridad y los reproches vistos desde una justicia verídica que la hace atractiva, el chaval quiere volver a la sencillez de su infancia y nos enamora a todos, y todo incorporado desde la caja de sentimientos que es su single, de momento, en su primer lanzamiento está tomando una buena aceptación por el público, ya que su público lo sigue haga lo que haga. Yo lo simplificaría con la palabra pureza, PUREZA con mayúsculas, esa es la verdadera sintonía que nos une y nos conmueve, nos emociona, y esas lágrimas corriendo por su cara visibles en el vídeo son verdaderas. De modo que René es un verdadero artista del cual muchos debieran aprender, en fin, disfrútenlo, tiene talento.

Ernesto Cardenal (Juan A. Herdi)

thumbnail_Ernesto Cardenal

El pasado primero de marzo moría en Nicaragua Ernesto Cardenal. Conocí su poesía hace mucho tiempo ya, casi mientras comenzaba a interesarme por estas cosas de la literatura, en un momento en que los autores latinoamericanos nos brindaron el regalo de su lenguaje ágil y libre, frente a una lengua que en España estaba no poco anquilosada, pero que parecía liberarse gracias al español de América. Pude descubrir de este modo una poesía rebelde, un tanto traviesa, con maravillosos juegos sonoros y elocuentes que nada tenía que ver con lo leído hasta entonces, en un idioma que nos resultaba suave, poético por sí mismo, gracias a ese acento que tanto difería con la hosquedad del castellano ibérico.

Pero Ernesto Cardenal no sólo fue el poeta encomiable del país de Rubén Darío. Para quienes de pronto lo descubrimos entre los muchos nombres que nos llegaban del otro lado del mar, era sobre todo un poeta indómito y libre que no dudó en comprometerse con la sociedad hasta intervenir abiertamente en los conflictos reales de su país. Nicaragua se convirtió en uno de los faros de la necesaria revolución, una revolución que deseábamos diferente y, por de pronto, esperábamos que no mostrara los tics de otras revoluciones que olvidaron muy pronto que el objetivo era cambiar la realidad y emancipar a las personas, no construir otras tiranías.

También era teólogo y católico, y de este modo nos dimos de bruces con otra Iglesia, otras iglesias, ajena a los oropeles y a la grandilocuencia a la que estábamos por desgracia acostumbrados por aquí y con la que en nada nos identificábamos, de ahí la lejanía. Muchos éramos además orgánicamente ajenos a la Iglesia (con mayúscula hierática), a ese Vaticano orgulloso y aristocrático, pero también a las Iglesias-Institución, frente a las cuales se levantaba la Comunidad de Solentiname, inevitable no sentir simpatías hacia esa teología que optaba por otro modo de ver el mundo, de organizarlo y de vivirlo.

Es difícil discernir cuál de las tres facetas de Ernesto Cardenal –la poética, la teológica o la revolucionaria– es la más importante, tal vez sea imposible, están vinculadas entre sí y no se puede dividirlas, encerrarlas en cápsulas separadas: escribía como escribía porque era un teólogo revolucionario, y al mismo tiempo su visión de la realidad y su acción en el día a día estaban imbuidos de poesía.

Tuvo un papel importante en la gobernanza de Nicaragua durante el periodo revolucionario, en aquel primer gobierno sandinista que surgió en 1979 y culminó diez años después y que nada tuvo que ver con la evolución posterior del sandinismo, hasta hoy. Inolvidable fue la bronca del Papa Juan Pablo II a su llegada a Managua, la foto corrió por todo el mundo y es algo que no se ha olvidado. Pero la anécdota no ensombreció al hombre, al teólogo ni sobre todo al poeta. 

Tuvo en José María Valverde, profesor de estética y también poeta, su mayor admirador en España, compartían el amor por la literatura pero también una visión del mundo muy parecida. Tierra de poetas, denominó Valverde a aquel país con el que tanto se identificó en aquel momento, Gioconda Belli o Claribel Alegría lo demostraban entre tanto otros. Viajó a España en varias ocasiones, compartiendo con la gente, impresionados todos por su cercanía y una no poca socarronería elegante.

Sin duda ha influido a generaciones de poetas y escritores en español, se le recordará a pesar de la ignominia y el oscurantismo de estos malos tiempos.

De estos cines, Claudia, de estas fiestas

de estas carreras de caballos,

no quedará nada para la posteridad

sino los versos de Ernesto Cardenal para Claudia

                      (si acaso)

el nuevo rap inteligente (Cecilio Olivero Muñoz)

01852D15-9B24-4915-A598-B2707CF1ABC4

Joaquin Sabina declaró en los medios y lo confirma en una canción suya que no soporta el rap, según el cantante, los raperos del mundo sueltan a veces unas ingenuidades que claman a los cielos, y yo le diría que no todo el rap dice tonterías o padece de ingenuidad. Están en España raperos como Frank T o Tote King que no dicen ninguna estupidez. Están también La Excepción que sus tres integrantes del grupo de rap grabaron un primer disco llamado Cata Cheli, disco estupendo, aunque en estos momentos la banda de rap se ha deshecho, y cada uno ha tomado su camino por solitario, sobre todo El Langui, que ha seguido su carrera por su cuenta. Esto está ocurriendo en España, pero, ¿y en el mundo? Están por ejemplo los muchachos de Calle 13, de Trujillo (La Perla) San Juan de Puerto Rico. El grupo se compone de los hermanastros René Pérez Joglar apodado Residente, y Eduardo Cabra Martínez apodado Visitante. Son un grupo que reniegan del Trap y del Reggeaton, cosa inusual en el mundo del movimiento Hip Hop, ellos, es importante recalcar, crean un rap sugerente, atractivo, bien rimado, reivindicativo, en definitiva, un rap inteligente, de buenas letras, a mí me atraparon con la canción Latinoamérica, pero tienen un amplio repertorio publicado (gran parte de él) en YouTube, son letras contundentes, bien paridas y yo no los conozco, pero hace pensar que son buena gente, al menos, eso parece. Luego está Ana o Anita Tijoux, una artista franco chilena con unas letras muy reivindicativas, e inteligentes, además de su belleza andina excepcional, es una gran coordinadora de sus propios vídeos musicales (también en YouTube). Ana Tijoux se siente parte del sur y no de un norte que al sur da la espalda, como  Calle 13, son músicos comprometidos. Disfrútenlos.

 

NOTA INFORMATIVA

Debo de admitir cierto despiste, después de cierto tiempo tras la publicación de este post sobre El Nuevo rap inteligente debo daros una disculpa al no informaros bien sobre la separación de la banda Calle 13, yo me he enterado tras haber hecho un lanzamiento René Pérez de su último trabajo, un single llamado René, al parecer la banda no se llevaba bien, y en unas declaraciones René Pérez nos informa que casi todo el trabajo era suyo, incluso hasta el nombre del grupo, el single Residente es su último trabajo en solitario, contundente, preciso, eriza la piel.

De anochecida (Cecilio Olivero Muñoz)

55711222-60E1-4E30-9510-3970A0447C55-9607-000007B075CA9F29

Me eché a dormir por la tarde y desperté de anochecida, me puse a ver las noticias y había demasiada sangre, y lo más cruel era que siempre suele ser sangre inocente, como siempre, también culpable, pero la inocente es la que duele, después me puse la película Flamenco, Flamenco de Carlos Saura, es importante decir que es la segunda parte de su primer film sobre flamenco, llamado Flamenco a secas. Si me dieran a elegir entre las dos no sabría con cual quedarme, las dos son de una enorme calidad plástica y estética. En la primera sale el Farruquito con su abuelo Farruco y Chocolate al cante, en la segunda sale Farruquito en un gran alarde de su arte ya casado y liberado de su reclusión en prisión. Se le ve fresco, alegre, es un gran bailaor nombrado por la revista Times como uno de los hombres más atractivos del planeta, quizá tengan razón, pero hay que ver cómo baila. En estos tiempos de incertidumbre política es lo único que no está podrido, el arte. Ver esa película fue como un bálsamo reconciliador con el ángel bueno que todo el mundo tiene. En la segunda parte de esta película sobre flamenco salen toda la nueva hornada de artistas flamencos, hay que ver los fondos que usa el gigantesco director Carlos Saura, fondos de paisajes goyescos, te recuerdan al Greco, a Zurbarán, también usa fondos de pintores como Julio Romero de Torres, y carteles de películas de Lola Flores, Juanita Reina, Manolo Caracol, la Piquer, también portadas gigantes de La Paquera de Jerez, y un largo etcétera, también se involucra en atajos de espejos y sorpresivos trampantojos. Sería una ardua labor enumerar aquí todos los cantaores, bailaores, y tocaores, que fluyen en la película. En la película la actuación se une a lo verídico constantemente y un juego de luces y elocuentes trucos de cámara hacen de esta obra de arte todo un espectáculo, les invito a verla. No se arrepentirán.

 

72685872-CAD9-47BA-9B19-B75AEE3F1242-9607-000007B0E6D6E3BF

4º Número de la revista Nevando en la Guinea.pdf

IMG_2833

4o Número de la revista Nevando en la Guinea

Nevando en la Guinea -Historia de una utopía- (Cecilio Olivero Muñoz)

1540043025435

En 2008 comenzó a publicarse Nevando en la Guinea. Han pasado diez años, aunque en el 2014 dejamos de publicar y la retomamos en mayo de este mismo año 2018. Al principio publicábamos cada semana, después cada mes y acabamos publicando de manera trimestral, ya que nos era imposible publicarla con un mínimo de calidad. Primero fueron dos blogs-revista, luego incorporamos la web con todos los PDFs (números que llamábamos caterva) e introdujimos entrevistas (véase ediciones pasadas en el 2009 y en adelante), vídeos sobre literatura y artículos de Juan A. Herdi y míos. Al principio no era revista, era una caterva en formato PDF en la que nos congregábamos una serie de escritores y poetas haciendo alarde de nuestro amor hacia las letras. El nombre se le ocurrió a Juan A. Nevando en la Guinea, parece una paradoja, ya que Guinea viene por cómo llamaban los europeos por el siglo XVI al continente africano, y también, todo hay que decirlo, porque es casi imposible una nevada en África, a menos que ésta sea en el Kilimanjaro, y con el cambio climático, ya ni siquiera ahí. El nombre de la revista (ya ha dejado de ser caterva y ahora sí es una revista) es una utopía que tiene un sentido global debido a los cambios de nuestro planeta y las paradojas que conviven con los amantes de la palabra escrita.

IMG_2197

Y digo paradoja por que la revista se maqueta y se encuaderna en Venezuela. Ahora es una revista como exige el personal que la disfrute y todo un compendio de buenas y bellas virtudes que se pueden disfrutar desde las webs/blogs www.nevandoenlaguinea.com/ y www.nevandoenlaguinea.org/ La publicamos en dos lugares simultáneamente, el primero con scroll infinito, el segundo más sencillo y simplista. Publicar en Venezuela es una utopía que se hace realidad en cada número, en cada voluntad firme de que lo utópico se haga realidad, aunque no imposible, gracias a Juaníbal Reyes Umbría y a la www.agencialiterariadelsur.com/ podemos decir hoy que sí es una revista. En ella se reseña, se relata, se poetiza, se hace crítica, se hace arte, se reivindica y se publicita. Tenemos los anuncios (consulten precios sin compromiso) que quieras más baratos y mejor elaborados del mundo literario, publicamos textos de calidad, hacemos un llamamiento reivindicativo para el gran continente que es África, y al final seguimos siendo caterva que nos ponemos a soñar musitando la palabra mágica Ubuntu (o todos, o ninguno) que es como decir para todos todo. Una utopía quizá para los que dudan de la fuerza de la unión, pero una realidad si miramos el horizonte con otros ojos. Para más información: nevandoenlaguinea@hotmail.com